Compartirás nuestra pasión por el detalle. Porque formarás parte de una de las elaboraciones más exclusivas, innovadoras y minuciosas del mundo del vino.

Después de una cuidadosa vendimia a mano, tus uvas permanecerán varios días en cámara de frío en busca de la mejor temperatura de elaboración. Pasarán por una doble mesa de selección manual de racimos y granos antes de encubarse por gravedad en pequeños tinos de roble francés.

Las diferentes variedades de uvas procedentes de cada uno de los viñedos fermentarán por separado para preservar la máxima personalidad.

Principio de mínima intervención. Tecnología y tradición se conjugan en favor del máximo respeto de la uva y su terruño.

Estás en tu Bodega